Como Niños…

Estreno: Junio 2017

El amor de madre es incondicional. Hasta los asesinos en serie tienen madre que los quiere y justifica. Nuestros hijos son los más guapos y los más listos. Mi hijo mayor es un héroe, ¡y que nadie se meta con mi pequeño que lo mato! Da igual que nos hayamos divorciado y tengamos otras parejas porque nos llevamos todos ¡fenomenal! Pero…, ¿y si no fuese así? ¿Y si nos atreviésemos a decir lo que no es políticamente correcto? ¿Y si dijéramos alto y claro que nuestros hijos nos exasperan, frustran, desquician e incordian, que los aguantamos porque no tenemos más remedio y que sólo contamos con el instinto maternal justito para no darlos en adopción?

Porque queremos “decirlo a voz en grito” hemos puesto en escena este montaje que aúna textos de la obra Criaturas de T de Teatre y textos propios, donde todos hacemos de padres y de hijos. Como Niños… se atreve de forma irreverentemente cómica a cuestionar lo incuestionable, los lazos de afecto entre padres e hijos, entre hijos y padres, explorando de forma hilarante situaciones de familias tradicionales, monoparentales, homosexuales, múltiples… Todo ello visto desde el punto de vista de padres histéricos, hijos inocentemente perversos y con una enorme dosis de humor del bueno.

 

 

 

Fotos

 

Nuevos tiempos

Flora Calvo, Autora

Cuando el director me ofreció la posibilidad de escribir nuevos textos para esta obra, me encontré ante un gran reto: tenía que tratar de reflejar la realidad de las nuevas familias, con un estilo y una calidad que no desmereciese el magnífico texto que estábamos trabajando. Y aquí está el resultado: corrupción política en boca de unos niños “inocentes”; conflictos de identidad fruto de las nuevas técnicas de procreación, y soluciones “low cost” para procurarse un hijo. Puede parecer exagerado pero mi experiencia me dice que, por suerte o por desgracia, la realidad acaba siempre por superar a la ficción.

Disfrutar como niños 

David Alonso, Director

Cuando comencé a trabajar con mi primer grupo de teatro, hace hoy 4 años, ya apareció este texto entre mis manos, y cada año he tenido la intención de montarlo, pero siempre encontraba una excusa. Ahora sé que era miedo. Su ritmo frenético, sus personajes exagerados y su hilarante comicidad lo hacen maravilloso y complicado a la par. Con el grupo de teatro Teatrizzante, después de tres años trabajando juntos, este reto me pareció abordable y no me equivoqué. En un proceso donde el trabajo, la duda y el disfrute han recorrido la sala de ensayo de Tengo Teatro a partes iguales, hemos descubierto entre todos cómo ahondar en la comedia como género, en su lírica especial, en su ritmo, en su energía. Los resultados han sido sorprendentes.

En esta obra el reto es que todos los actores hacen de padres y a la vez de niños. Mi experiencia me dice que alcanzar los niveles de arrojo actoral que estos actores han conseguido no es fácil en el contexto amateur. El orgullo inunda mis ojos mientras escribo estas palabras, solo espero que sean capaces de disfrutar con la obra tanto como he disfrutado yo montándola.